Jarrete de ternera a baja temperatura “express” con cerveza negra, jengibre y miel

7 comentarios en “Jarrete de ternera a baja temperatura “express” con cerveza negra, jengibre y miel”

    1. Pues como diría el chiste de como hacen el amor dos puercoespines… con mucho cuidado! Si no tienes envasadora de cámara como el resto de los mortales la solución pasa por congelar los líquidos previamente o bien confiar en tus reflejos y sellar justo antes de que el líquido empiece a subir… Perdón por tardar tanto en contestar!

      Me gusta

  1. Estoy enganchado a la baja temperatura y a mi Anova y ésta es, sin duda, una de mis pocas páginas de referencia. ¡Qué bien lo hacéis! ¡FELICIDADES! Y he de decir que mis resultados no son siempre como los vuestros, aunque me temo que eso se debe más a mi “impericia” que a otra cosa. Bueno, al lío, imagino que las cantidades de los ingredientes son las mismas con independencia de si dejamos el jarrete 65-48 ó 75-36, ¿verdad? Mil gracias y seguid dándonos recetas… ¡sois la inspiración!

    Me gusta

    1. Muchísimas gracias David por tu mensaje!! Nos alegra un montón que nuestra página te sea útil, y si no te salen las recetas seguro que no es por tu impericia sino que será que no nos hemos explicado lo suficientemente bien. Seguro! En cuanto a las cantidades de los ingredientes: son siempre las mismas independientemente de la temperatura y el tiempo de cocción. Un saludo!

      Me gusta

      1. Hola Xavi y compañía.

        El pasado fin de semana intenté hacer el jarrete, pero como éramos dos en casa compré un pieza de morcillo de 1/2 kg y lo hice a 62º durante 48 tratando de respetar la proporción de cerveza, miel y jengibre para la salsa y que no quedara seca la carne.

        El resultado de la carne fue… que se quedó dura y seca. No tengo la menor idea del porqué. Estoy empezando a sospechar que quizás la sonda de temperatra de mi anova está “desjustada2 o que esas 48 horas funcionan muy bien con un jarrete completo de unos 2kg que al ser más grande y tener hueso en el medio “aguanta mejor” y queda más jugoso, siendo demasiado tiempo para una pieza más pequeña. Aunque también es posible (ejem, ejem, digamos que más bien probable) que el “desajustado” sea yo.

        Lo que sí quedó espectacular y deliciosa fue la salsa, ¡¡diferente y sabrosísima!!

        Pero no somos presa del desaliento y seguimos aprendiendo con vosotros. Pese a la ejecución un tanto “chapu” es un recetón como la copa de un pino (sobre todo la salsa que es lo que tiene más mérito).

        Para hoy tengo la intención de regalarme las mazorcas crijientes siguiendo vuestra receta. Prometo contarlo.

        Muchísimas gracias de nuevo y un gran saludo!

        Me gusta

  2. Estoy anonadado con tu blog
    Descubrí ayer por casualidad esto de la cocina al vacío y, aparte de que ya tengo un anova en camino, me escuecen los ojos de buscar información por la web. Siempre me interesó la cocina a baja temperatura y he hecho cosas interesantes aunque siempre con creusete y en horno. Pero esto es ir más allá, con el método de inmersión se abren un mundo de posibilidades… estoy frapando.
    Muchas felicidades por el blog, es magnífico, todo bien explicado, estupendas fotografías y hasta me descojono con los comentarios.
    Y ahora mi pregunta sobre esta receta en concreto: dices que envasas el jarrete junto con la cerveza al vacío. Entiendo que tienes una envasadora que te permite trabajar con líquidos, pero esas son muy caras y voluminosas, no? La mía al menos, que es buenecilla pero doméstica, no puede con los líquidos. ¿O es que primero se introduce el jarrete con la cerveza en una bolsa tipo cierre hermético y luego ésta se envasa al vacío para mayor seguridad?
    Y otra cosa, cuando dices cerveza negra ¿te refieres a tipo guiness o bockdamm?
    Gracias

    Me gusta

    1. Hola Josemi! Mensajes como el tuyo hace que se nos suban los colores. Muchísimas gracias por ser tan majo y bienvenido a la cocina sous vide! Si te gusta la baja temperatura vas a disfrutar de lo lindo. En cuanto a lo de envasar líquidos yo tengo una envasadora normalita, así que tengo los mismos problemas que la mayoría. Solución: congelar los líquidos en cubitos siempre que puedas, de esta forma te ahorras muchos problemas. En esta ocasión no lo hice, así que tuve que apañármelas poniendo la bolsa en pendiente y quitando el aire con la máquina de envasar. Cuando ha salido la mayor parte del aire sellas rápidamente y rezas por que no haya llegado el líquido al cierre. No es un método muy fiable, pero a mi me funcionó, sobretodo dándole a la bolsa un doble o hasta triple sellado. Un saludo y ya nos contarás como te van las primeras experiencias sousvidescas!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s